Beneficios De La Natación Para La Salud

El verano es la mejor época para iniciarnos en la natación, ya que podemos empezar durante nuestras vacaciones, en la playa o en la piscina, e ir aumentando el ritmo a medida que vamos mejorando nuestra resistencia y capacidad física. Si todavía no estás del todo convencido, ¡no te pierdas los numerosos beneficios que aportará la natación a tu salud!

 

La natación: un deporte muy completo

Gracias a la práctica de ejercicios aeróbicos como la natación, conseguiremos que nuestro corazón se fortalezca, cosa que facilitará el bombeo de la circulación, pues lo realizará con más fuerza y facilitará que la sangre llegue a todo el organismo. Los pulmones también se verán fortalecidos con la práctica de la natación, permitiendo coger una mayor cantidad de aire en cada exhalación. De esta manera, conseguiremos una mejora del ritmo respiratorio y una mayor capacidad.

 

Siguiendo en la misma línea no podemos olvidar lo beneficiados que se verán nuestros músculos y articulaciones. La resistencia que nos ofrece el agua al realizar cualquier movimiento nos permite una tonificación adecuada sin necesitar sobrecargas en zonas concretas de nuestro cuerpo. Gracias a la presión del agua los movimientos que realizamos en ella son de bajo impacto, reduciendo al máximo la carga sobre nuestros huesos y articulaciones, mejorando la flexibilidad, convirtiendo los ligamentos en más resistentes y mejorando nuestra capacidad de movimiento. Con tan solo 20 minutos de natación conseguirás que tus músculos se tonifiquen y se fortalezcan.

 

No podemos olvidarnos de cómo trabajamos la columna vertebral mientras nadamos. En muchos casos, la natación ayuda a aliviar los síntomas de dolor de nuestra espalda y de las posibles lesiones que suframos en ella.

 

Para finalizar, es importante tener en cuenta que la práctica de la natación también nos aporta muchos beneficios a nuestra salud mental. Nos ayuda a desconectar, a reducir la ansiedad, a regular nuestro estado de animado y reducir el estrés.

 

Recuerda que para disfrutar de todos los beneficios que nos aporta la natación, debemos mantener unas posturas correctas y tener unos buenos hábitos corporales.