Evita El Contagio: Cómo Desinfectar Mi Móvil

Las medidas higiénicas en los tiempos que corren se han convertido en nuestro mejor aliado para frenar el contagio por coronavirus. Lavarnos las manos correctamente con agua y jabón (o con gel hidroalcohólico si no tenemos opción a lo primero), usar guantes y usar mascarilla son algunas de las recomendaciones de las Autoridades Sanitarias.


Pero con esto no basta. Por mucho que nos lavemos las manos cada dos por tres o usemos guantes, debemos ser conscientes de que esto no nos protege si no lo complementamos con otras acciones. Es decir, si llevamos guantes mientras estamos en la calle, pero manipulamos nuestra cartera o nuestro teléfono móvil con ellos y al llegar a casa volvemos a tocar el móvil sin guantes, nos podemos contagiar igualmente. Es posible que con los guantes hayas tocado algún objeto o superficie que haya estado contaminado, y al tocar después tu teléfono lo has contaminado de carga viral. Por ello es esencial desinfectar también los objetos de uso habitual, sobre todo el móvil, que es el dispositivo que más usamos en nuestro dia a dia.

 

La funda del móvil, la gran olvidada 

No cometas el error de ponerte a limpiar el móvil y dejar la funda de lado. Si tienes el móvil protegido con una carcasa, será la carcasa que la que estará en contacto on tus manos o guantes. Es decir, será la que se llevará las microgotas de saliva, y la que pasa por todo tipo de mesas y superficies contaminadas. Por lo tanto, cuando desinfectes el móvil, desinfecta también la funda.

 

¿Mi móvil se puede mojar? 

Los móviles con homologación IP-68 son herméticos y se pueden sumergir. Incluso hay estudios que confirman que incluso después de introducirlos encendidos en la lavadora pueden seguir funcionando. Pero no vamos a ponerlos a prueba durante la cuarentena, ¿verdad? En estos casos, la manera más fácil de desinfectar el móvil es lavarlo con agua y jabón, sin manías, como si nos estuviésemos lavando las manos. El objetivo es lavarlo bien con agua y jabón y enjugar todos los orificios, evitando así que se quede agua estancada y enmohezca con el conector de carga, por ejemplo.

 

Mi móvil no se puede mojar: ¿cómo lo desinfecto? 

Para limpiarlos adecuadamente necesitaremos un par de servilletas de tela que sobre todo no desprendan fibras. Lo recomendable es utilizar papel de filtro de microfibra. Si usamos toallitas de papel, papel de cocina o pañuelos de papel, las fibras que desprende la celulosa podrían rayar la pantalla o dejar algún residuo en algún orificio del teléfono.

 

También necesitaremos jabón suave, que no sea agresivo. Solo hace falta verter un poco en un bol de agua tibia, mojar una lámina de papel e ir frotando meticulosamente el móvil, especialmente la parte inferior, la que queda a la altura de la boca. No apliques ningún líquido limpiador, ni agua con jabón directamente sobre el dispositivo.

 

Después, con otra servilleta, enjuga todos los rincones y agujeros. Si hace falta, ayúdate de un palillo (envuelto con una parte de tela) para acceder a enjugar todos los compartimentos y agujeros pequeños del móvil.