Prevención De La Gripe

Empezamos el 2020 y la gripe ya está haciendo de las suyas. Considerada una epidemia en Navarra, con una tasa de 41 casos por 100.000 habitantes, creemos conveniente explicaros brevemente cómo podemos prevenir la gripe y evitar así sus molestos síntomas.

 

Transmisión de la gripe 

La gripe se contagia con mucha facilidad porque se transmite por contacto directo con un enfermo, material contaminado o por las pequeñas gotas respiratorias que se expulsan al toser o estornudar. Además, se puede encomendar desde el día anterior a la aparición de los primeros síntomas y hasta cinco días después de sufrirlos. Especial atención al caso de los niños, donde este período se incrementa hasta los diez días. Otro factor que favorece el contagio es que durante los meses de invierno estamos más tiempo en espacios cerrados.

 

Ante el riesgo de contagio, la prevención va dirigida en dos líneas principales: 

  • La vacunación como medida de prevención primaria fundamental. Está especialmente indicada para ciudadanos que, si sufren la gripe, tienen un alto riesgo de complicaciones. Es el caso de personas de más de 60 años que viven en residencias o centros de enfermos, que sufren dolencias crónicas pulmonares, cardíacas, renales o metabólicas; con obesidad mórbida o embarazadas. Y por el riesgo de contagiar a estas personas, se tiene que añadir a los profesionales de la salud, de emergencias, de asistencia domiciliaria y a los cuidadores formales e informales. Aunque el periodo de vacunación se inicia a finales de octubre y se recomienda la vacunación antes del mes de diciembre, también es posible la vacunación en los meses que nos encontramos.

 

  • Las medidas prácticas de higiene ya sea para las personas, para objetos compartidos y espacios. Para las personas se recomienda el lavado de manos frecuente y exhaustivo, con agua y jabón o preparado con alcohol, y después enjuagarlas muy bien. Por otro lado, hay que tener la precaución de taparse la boca al toser o estornudar con un pañuelo desechable o con el codo. En cuanto a los espacios, es importante ventilar diariamente, no compartir objetos de higiene personal y limpiar aquellos otros susceptibles de contagio como material de oficina, juguetes y otros enseres del hogar.

 

Aprovechamos para recordaros también que si no hay complicaciones, la gripe se puede pasar sin la asistencia de ningún profesional sanitario, dado que no existe tratamiento para curar la gripe. En este caso, solo podemos seguir recomendaciones para aliviar los síntomas, como por ejemplo tomar analgésicos para bajar la fiebre, beber muchos líquidos para evitar la deshidratación y descansar.