¿Qué Es El Colesterol Malo?

Cuando hablamos de colesterol es muy frecuente escuchar la distinción entre colesterol bueno y colesterol malo. ¿Sabes realmente cuáles son las diferencias entre ellos dos? ¡Te lo explico a continuación!


Hablemos del colesterol

El colesterol es un elemento esencial para el buen funcionamiento del organismo. Forma parte de las membranas celulares de todos nuestros órganos como, por ejemplo, el hígado, los riñones y el cerebro. Juega también un papel clave en la formación de las hormonas, la vitamina D y las sales biliares.

Los niveles de colesterol en sangre provienen en un 70% de la formación del hígado y el 30% restante se ingiere con los alimentos. Cuando la cantidad de colesterol en sangre es superior a la que el organismo necesita, se diagnostica una hipercolesterolemia.

El exceso de colesterol se deposita en las paredes arteriales y, a lo largo de los años, da lugar a la arteriosclerosis. Este hecho implica que las arterias se hagan más duras, rígidas y estrechas. Los depósitos incluso pueden llegar a impedir el paso de la sangre por la arteria.

El colesterol es una sustancia insoluble en agua que circula por la sangre como parte de las lipoproteínas, que son las encargadas de transportarlo.


Hay diferentes tipos de lipoproteínas, a pesar de que dos son muy importantes:

Lipoproteína de densidad baja o colesterol LDL (conocida como colesterol malo): Se encarga de transportar el colesterol desde el hígado a todas las células del organismo para que lo utilicen. En general, es el tipo de colesterol más abundante y esto quiere decir que cuanto más elevado sea más riesgo hay de sufrir una dolencia cardiovascular.

Lipoproteína de densidad alta o colesterol HDL(conocida como colesterol bueno): Se encarga de recoger el colesterol de los tejidos y transportarlo al hígado, donde es eliminado a través de la bilis. Los niveles altos de colesterol HDL tienen un efecto protector y, al contrario, unos niveles bajos aumentan el riesgo cardiovascular.


¿Cuándo tenemos el colesterol “alto”?

Hay unos valores que se consideran los “saludables” y que suelen ser:

● Colesterol total: menor de 220mg/dl

● LDL colesterol,: menor de 160mg/dl

● HDL colesterol: a partir de 40mg/dl

● Triglicéridos:, menor de 200mg/dl

Estos niveles no siempre son los óptimos y recomendables, ya que cada persona tiene unas condiciones físicas que determinarán en gran medida cuáles son sus niveles estables de colesterol. Además hay otros factores que intervienen como son la edad, los antecedentes familiares, la tensión arterial, si sufre diabetes, si fuma…


Así que si no estás segur@ sobre cuáles deberían ser tus parámetros saludables sobre el colesterol, visita a tu médico de cabecera o a tu farmacéutico de confianza y sal de dudas.