¿Qué Son Los Excipientes?

Los excipientes son los componentes del medicamento que no tienen efecto terapéutico (es decir, no son la sustancia responsable del efecto farmacológico), pero que son muy importantes en su formulación. Esto es así ya que se utilizan para conseguir la forma farmacéutica deseada en cada caso (cápsulas, comprimidos, soluciones, etc.) y facilitan la preparación, conservación y administración de los medicamentos.

 

Los colorantes, los conservantes, las sustancias aromáticas, los diluyentes, los saborizantes, los compuestos que se utilizan para recubrir las cápsulas o los reguladores de pH son algunos ejemplos de los excipientes que se utilizan en la formulación de los medicamentos.

 

En general, los excipientes se consideran sustancias inertes, que no tienen efecto farmacológico. Aun así hay excipientes que sí que tienen un efecto o una acción reconocida en determinadas circunstancias, como por ejemplo alergias, intolerancias o reacciones cutáneas, etc. Por este motivo, para asegurar un correcto uso y administración de los medicamentos, hay excipientes que son de declaración obligatoria. Estos excipientes se pueden consultar fácilmente en el etiquetado y en el prospecto del medicamento en cuestión.

 

En el prospecto del medicamento, el excipiente se expresa de forma completa, con la denominación común internacional o nombre común, la letra e, si existe, y su número correspondiente. En el embalaje, solo se puede indicar con la letra e y el número. Además, el prospecto puede incluir advertencias concretas de cada excipiente o sustancia. De este modo se tiene la información de la presencia o no de ciertas sustancias que pueden provocar problemas de salud.

 

Con esta información, por ejemplo, los pacientes celíacos pueden saber si el medicamento contiene gluten; los pacientes diabéticos y los pacientes con intolerancia a la lactosa pueden conocer la cantidad de azúcares que contienen sus medicamentos y los enfermos de fenilcetonuria pueden tener constancia de la presencia o no de Aspartamo.

 

La información relacionada con la declaración de los excipientes en el etiquetado, el prospecto y en la ficha técnica de los medicamentos, así como un listado con los excipientes de declaración obligatoria, se puede consultar en la circular 2/2008 dictada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

 

Te recordamos que todo nuestro equipo estará encantado de ayudarte a saber si los medicamentos de tu tratamiento pueden interferir con tus intolerancia, alergias o reacciones cutáneas.