Sillas A Contramarcha: Mucho Más Seguras

¡Bienvenidos un día más a nuestro blog!

 

Hoy centraremos nuestro post de hoy en la seguridad de los más pequeños cuando van en el coche.

 

Con la llegada de las clases y el frío, son muchos los padres que utilizarán el coche para moverse con sus hijos hasta la escuela o espacios de recreo. Las salidas a la carretera se multiplican, ya sean en trayectos cortos o largos y la mayoría de padres se preguntan de qué manera pueden aumentar la seguridad de sus hijos durante el trayecto.

 

Hacer los viajes más seguros es una preocupación habitual de padres y madres, y es posible siguiendo unas sencillas recomendaciones.

 

Un aspecto muy importante, sin duda en todas las edades, pero todavía más en caso de bebés y niños (debido a la constitución de los cuales es más vulnerable que la de los adultos) es el uso de las sillas.

 

Pero, ¿qué tipo de silla compramos?

 

Incluso la DGT ha informado en varias ocasiones sobre la importancia que hay de los niños menores de cuatro años viajen de espaldas a la marcha. Elegir sillas a contramarcha es sólo el punto de partida para conseguirlo.

 

Las sillas a contramarcha son la forma más segura de viajar para los niños. Reducen hasta un 80% los daños en caso de accidente.

 

¿Por qué?

 

 Es fácil: Las sillas a favor de la marcha solamente retienen al niño y evitan la multa, pero no protegen, porque la cabeza, cómo hemos dicho es lo más vulnerable y el más pelmazo, al frenar sale despedida hacía delante

 

A la hora de elegirla, hay unos puntos esenciales que tenemos que tener muy presentes:

 

●     Se tiene que adecuar al peso y altura del niño.

●     Traerlo a contramarcha el máximo tiempo posible.

●     Hasta que llegue a medir 1,35 m (si es 1,50 m mejor) de altura tendrá que utilizar un elevador con respaldo.

●     Los límites de la silla vienen marcados por pes y altura. En el caso de las sillas a contramarcha la cabeza no puede sobrepasar el cabezal. En el caso de los modelos a favor de la marcha, el límite está en la sien.

●     Las sillas de retención infantil no pueden ir en el asiento del copiloto.

 

Aún y así, si sigues teniendo dudas, cuando vayas a contrastar diferentes modelos de sillas comprobarás las diferentes características y beneficios de unas y otras.

 

Esperamos que el post de hoy te haya resultado útil. ¡Gracias por leernos, y hasta pronto!