Sudoración En Bebés: ¿Es Normal?

El sol ya empieza a ser un habitual en nuestros días y todos nos morimos de ganas por disfrutarlo, ¡pero recuerda hacerlo siempre con fotoprotección! A pesar de estas ganas que tenemos casi todos por el verano, hay otros factores que no nos apetecen tanto como las altas temperaturas, y mucho menos si tenemos un bebé de poca edad.

Si nuestro bebé ya sudaba mucho hasta ahora, que no hacia tanta calor… ¿ahora qué? No te preocupes, que en este post te vamos a contar todo lo que debes saber sobre la sudoración de los más pequeños de casa.


 ¿Es normal que mi hijo sude tanto?

Sois muchas las mamás y los papás que habéis venido alarmados a la farmacia preguntándonos esta pregunta. Tenéis que saber que los bebés no disponen de un sistema de sudoración ya maduro, y mientras este se va desarrollando (normalmente hasta los 18-20 meses) pueden pasar de tener frío en apenas un minuto que sudar muchísimo en el mismo período de tiempo.

Habiendo resuelto la duda principal, lo siguiente que tenemos que abordar es si podemos hacer algo para evitarlo. Como ya hemos explicado, la sudoración es el resultado del desajuste del sistema de termorregulación corporal, por lo que no podemos hacer mucho al respecto. Lo único que está en nuestras manos es adecuar la temperatura del espacio donde nos encontremos para evitar que nuestro bebé pase calor.


Para ello, te recomendamos:

  • Mantén una temperatura agradable en casa. Sobre los 23-24ºC es la temperatura ideal.
  • Si utilizas ventiladores o aire acondicionado, recuerda que es mejor adaptar la temperatura de la habitación cuando el bebé no está allí. En el caso de que no puedas ambientar la habitación sin él fuera de la habitación, no dejes que la ventilación le dé directamente.
  • Dale de beber más frecuentemente. Aunque beba en pequeños sorbos, ir bebiendo agua le ayudará a mantenerse hidratado durante todo el día.
  • Realiza cambios de pañal frecuentemente para evitar que la sudoración le provoque irritaciones en sus zonas más delicadas.
  • Si está sudando mucho, puedes optar por pasarle una toallita húmeda por todo su cuerpo. Recuerda pasarla sobretodo por los pliegues de su piel para evitar que la sudoración se acumule.
  • Usa ropa fresquita y de materiales transpirables como el algodón o el lino.

 

Esperamos haber respuesto vuestras dudas, ¡y no dudéis en consultarnos en la farmacia o a través de nuestras redes sociales!